• Un secreto a voces

    Un secreto a voces

    La forma más eficaz para perder la grasa corporal es a través del ejercicio físico. Hay que disminuir el consumo de calorías a través de la nutrición y complementar esta estrategia con el ejercicio, porque se quemarán más calorías de las que el cuerpo necesitará, y de esta forma, la pérdida de peso se irá consiguiendo de una forma más rápida.

    Claves para quemar la grasa corporal:

    1. Tu dieta empieza en el Supermercado.

    Hacer la compra no tiene porque ser un trámite en el cual se llena el carrito de la compra para llenar la nevera, si no que, la elección de los alimentos te permitirá llevar a cabo una correcta alimentación. Hay que prestar atención a la hora de elegir bien los productos, lee siempre las etiquetas de los productos que consumes y elige siempre los que te van a proporcionar menos calorías, menos grasas saturadas y menos colesterol. Vigila también que no contengan grasas vegetales hidrogenadas.
    Recomendable hacer previamente la lista de la compra con los alimentos que habrá que seguir, ya que éstos serán la clave del objetivo que tenemos colgado en la nevera.

    post269_compra_super

    2. Comprar y cocinar son los pilares básicos para una alimentación saludable.

    La clave para cocinar sano va a ser no alterar mucho las propiedades de los alimentos y evitar añadirles un exceso de grasa. Para ello tenemos técnicas de cocinado poco agresivas y muy sanas como: horno, al vapor, microondas, cocción al papillote o a la plancha.
    A la hora de cocinar, evita las mantecas y mantequillas, y elige aceites vegetales como puede ser el de oliva. Y elige siempre cortes magros, aquellos que no tienen apenas grasa, cuando vamos a comer carne de res y cuando vamos a cocinar el pollo, retira siempre la piel, esto además de ahorrarnos muchas calorías, te va a ahorrar grasas que son muy dañinas para tu cuerpo.
    Y recuerda, la musculatura se gana en el gimnasio, la grasa se quita en la cocina.

    3. 24 horas de nutrición.

    Organiza tus comidas dependiendo de tus horarios de trabajo y de tu estilo de vida. Si no eres capaz de integrarlo en tu día a día, será muy difícil, por no decir imposible, ser constante con un tipo de nutrición que quizá sea nuevo para nosotros. Adapta tus comidas en relación a tus descansos en el trabajo, teniendo en cuenta el horario del ejercicio físico y de tus descansos.

    A partir de aquí, la clave para una dieta saludable es no estar más de tres o cuatro horas sin comer, para acelerar el metabolismo y para mantenerlo diariamente activo.
    Para seguir una buena alimentación destinada a la pérdida progresiva de la grasa que tenemos acumulada, será muy importante saber Qué Como, Cuándo Lo Como y Porqué Lo Como.

    • No olvides nunca el desayuno. Tu metabolismo necesita energía después de pasar la noche en ayunas. Si no se lo das, no se pondrá en funcionamiento. No vale decir que no tienes tiempo como suele pasar algunas mañanas, ésta es una de las comidas básicas del día. Si no se realiza correctamente, vamos arrastrando este déficit nutricional durante todo el día. No es cierto que si no comes y te saltas comidas no engordas. Esto es lo primero que se ha de tener en cuenta a la hora de hacer dieta.
    • 5 comidas al día para encender aún más el horno. Si te saltas alguna comida, tu cuerpo funciona poco a poco y tenderá a coger más nutrientes de los que necesita y los acumulará.
    • Cena pronto. Y sobre todo vigila con lo que comes en esta última comida. Piensa que te vas a dormir y durante la noche no vas a necesitar energía, por lo tanto, ¿cenarás alimentos energéticos? Si los consumes, estos se acumularán en tus depósitos de grasa.

     

    4. El consumo habitual de fibra nos ayudará a mantener plano nuestro abdomen.

    La fibra es una sustancia que no se digiere en su totalidad por el organismo, lo que hace que expulsemos gran parte directamente sin procesarla. Esta cualidad de la fibra es la que la hace tan buena para el organismo, ya que al no digerirse, arrastra con ella algunas sustancias de desecho como toxinas y otras que son dañinas para nuestro organismo. Entre estas sustancias que la fibra arrastra, la grasa es una de ellas, y es que al acelerar el proceso digestivo, la asimilación de las grasas por parte del organismo también mejora, evitando que éstas se acumulen en el organismo.

    Incluye la mayor variedad posible de frutas y verduras. Porque tienen pocas calorías y mucha fibra y esto va a ayudar a que se coma menos de otros alimentos. A parte, la fibra va ayudar a la pérdida de peso gracias a su poder saciante, ayudando a evitar que se coma más de otros alimentos y al final del día se comen menos calorías.

    Fibres examples

    5. Disminuye tu consumo de alimentos industrializados sobre todo aquellos que tienen grasas vegetales hidrogenadas como pueden ser: pasteles, galletas, panes, bollería en general,… Elimina por completo los alimentos con azúcares rápidos como todos los productos que contienen chocolate, los caramelos y chucherías, el propio azúcar a la hora de añadirlo en las bebidas o en los postres, los zumos extra azucarados, las bebidas carbonatadas y azucaradas, entre otros productos. Es en este punto donde el hecho de ir al supermercado y mirar bien las etiquetas de los alimentos juega un papel muy importante.

    6. Hidrata bien el cuerpo.

    Bebe por lo menos 2 litros de agua al día. Mantener una correcta hidratación en el organismo es fundamental cuando queremos quemar calorías y mantener el metabolismo activo. Como hemos visto en infinidad de ocasiones, la hidratación es esencial para tener los órganos en perfecto estado, pero lo que no sabíamos era que beber agua constantemente y a pequeños tragos, además de hidratarnos nos ayudará a mantener el metabolismo activo. Junto a esto mantener una correcta alimentación y respetar los tiempos de las comidas será una buena manera de mantener el metabolismo trabajando constantemente.

    Durante el proceso de quema de grasas se requiere una movilización de las grasas del organismo y para ello es clave un ejercicio físico adecuado, pero si estamos deshidratados, el proceso de lipólisis no será tan exitoso como cuando estamos bien hidratados.

    7. El alcohol del fin de semana puede ser el impedimento para perder la barriga.

    La mayoría de personas saben que deben reducir las cantidades de las bebidas alcohólicas durante las comidas y en sus reuniones sociales, pero siguen bebiendo ya que se trata de un hábito difícil de cambiar. El alcohol representa un sinfín de calorías para nuestro organismo que acabamos almacenando en forma de grasa.

    El problema del alcohol es que tiene en el cuerpo un efecto atrofiador o mejor dicho, inhibidor de la función del organismo de quemar por sí mismo la grasa. Es importante que tengamos esto en cuenta, y es que hincharnos a alcohol los fines de semana no es lo más adecuado si lo que queremos es mantener un vientre plano, y más ahora de cara al verano.

    8. Busca algún ejercicio que disfrutes.

    El ejercicio es una de las actividades más beneficiosas para nuestro cuerpo y nuestra mente. Al mismo tiempo es genial para aliviar el estrés, la depresión y liberar endorfinas que nos hacen sentir bien con nosotros mismos. Cuando practicamos un ejercicio lo que necesitamos es que seamos constantes. Cuanto mayor sea el tiempo y mayor sea la intensidad, más calorías vamos a quemar, por eso los ejercicios aeróbicos van a ayudar a quemar más calorías.

    9. Cardio vs. Pesas, ¿Qué es mejor para quemar grasa?

    El cuerpo constantemente está quemando calorías, incluso en reposo. La tasa metabólica en reposo es mucho más alta en personas con más masa muscular. Cada medio kilo de músculo utiliza aproximadamente 6 calorías para mantenerse, mientras que la grasa utiliza solo 2. Esta pequeña diferencia puede sumar con el tiempo. Después de una sesión de fuerza, los músculos se estimulan aumentando tu metabolismo.

    Dejando atrás la idea que muchas mujeres tienen que el ejercicio de fuerza hará que ganen mucha masa muscular, hay que centrarse en lo que de verdad importa y son los objetivos reales que el entrenamiento de fuerza y tonificación proporcionarán al entrenamiento de la pérdida progresiva de grasa. Ganar dureza muscular e ir dando forma a la musculatura de nuestro cuerpo, ayudará a aumentar la capacidad de nuestro horno de quemar más, dejando atrás de una vez el mito que las mujeres no pueden hacer ejercicios de fuerza.

    • El cardio siempre tras las pesas. Si queremos acentuar nuestra pérdida de grasa corporal, una estrategia es realizar el trabajo cardiorrespiratorio al finalizar nuestra sesión de tonificación y fuerza. Al gastar todo nuestro glucógeno muscular con el entrenamiento de fuerza, cuando queramos realizar el entrenamiento aeróbico, utilizaremos mayor porcentaje de grasa como combustible energético. Así que el cardio siempre tras las pesas.

    _25A1455

    10. La importancia del descanso en el entrenamiento.

    Procura tener tu cuerpo descansado y evita saturarlo, dale el tiempo que necesite. De vez en cuando, es oportuno alejarse de la actividad habitual para oxigenar el cuerpo y la mente. Cambia de rutina, cambia de deporte, no tengas miedo a realizar una jornada de descanso activo con paseos y estiramientos, vuestro cuerpo os lo agradecerá y los predispondréis a volver con más fuerzas para realizar las sesiones de entrenamiento.

    • Necesitamos 7-8 horas de sueño cada noche. La falta de sueño y el sueño de mala calidad lleva a mayores niveles de cortisol, la hormona del estrés. Esto puede animar a tu cuerpo a almacenar grasa y puede contribuir al aumento de la inflamación en el cuerpo, lo que es el precursor de muchas enfermedades crónicas.

    El estrés crónico es el enemigo de la pérdida de grasa y de la salud en general. Puede elevar los niveles de cortisol y conducir a un mayor almacenamiento de grasa alrededor de la cintura.

    Recuerda que la desesperación por eliminar la grasa corporal de una forma rápida puede dañar tu salud. Para perder grasa no hay atajos, solo hay que tener constancia y buenos hábitos. Si se adelgaza mucho en un corto plazo, se acentúa el efecto rebote en nuestro cuerpo y cuando se deje el plan nutricional que se estaba realizando, el cuerpo recuperará el peso perdido con intereses.

Deja tu comentario

Cancel reply
Share This