• Nutrición y Enfermedades Orales: La Caries Dental

    Nutrición y Enfermedades Orales: La Caries Dental

    Para entender cómo se forma la caries dental, debemos conocer los diferentes tejidos dentales. El diente está formado por la corona dental que es lo que vemos en la boca y por las raíces que se encuentran dentro del hueso. Las partes del diente son:

    Esmalte: la parte exterior de la corona dental. Es translúcido e insensible al dolor, ya que en él no hay terminaciones nerviosas. Es el tejido más duro del cuerpo humano.
    Dentina: es el responsable del color de los dientes y sí que tiene sensibilidad.
    Pulpa dental: está formada por vasos sanguíneos que conducen la sangre hacia el diente y por fibras nerviosas que son las responsables de la sensibilidad del diente, es decir del dolor.
    Periodonto: son las estructuras que dan soporte al diente y lo unen con el hueso. Ellas son la encía, el ligamento periodontal, el cemento y el hueso alveolar.

    im

    ¿Qué es la caries dental?
    La caries dental es una enfermedad multifactorial de origen microbiano que afecta a los tejidos duros de los dientes provocando su destrucción. Es un proceso que se desarrolla de manera continua e irreversible que avanza desde el exterior del diente hasta la parte más interna, llamada pulpa dental.
    Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 60-90% de los niños de todo el mundo presentan caries y es la enfermedad bucodental más frecuente a nivel mundial junto a la enfermedad periodontal.

    Formación de la caries dental.
    El proceso de la caries va avanzando desde la superficie más externa del diente hasta la más interna:
    Caries de esmalte: afecta a la parte más superficial del diente. No duele y puede tener una simple mancha blanca pequeña y pasar desapercibida
    Caries de dentina: afecta a la dentina y sí que puede doler en contacto con la comida caliente, fría, ácida o azucarada
    La caries se hace profunda y afecta a la pulpa del diente, el tejido más profundo. Se manifiesta como un intenso dolor de muelas. En este tipo de caries el tratamiento es desvitalizar la pieza (endodoncia) o extracción. Finalmente las bacterias se expanden hasta el hueso y encías. Provoca fuertes dolores, abscesos y quistes y el peligro de infección de otras partes del cuerpo.

    ¿De qué depende la formación de la caries?
    Hemos dicho que es multifactorial, por lo tanto depende de diferentes factores que actuando conjuntamente producen la caries:
    • El diente o huésped susceptible.
    • Dieta o sustrato rico en hidratos de carbono.
    • Placa bacteriana productora de ácido.
    • El tiempo.

    En la caries, y en las infecciones orales en general, los gérmenes productores son gérmenes habituales en la flora bucal. En determinadas circunstancias, éstos gérmenes se vuelven patógenos e infectantes para el huésped.

    La placa bacteriana.
    Es un sistema ecológico formado por diferentes microorganismos anaerobios y aerobios, es decir, bacterias que se alojan en la cavidad bucal donde hay nula o escasa limpieza. Cuando esta placa se mineraliza, entonces se transforma en cálculo dental, conocido coloquialmente como “sarro” que es lo que se elimina en una higiene profesional. La placa bacteriana es la iniciadora de la caries, y se adhiere fuertemente a la superficie del diente, sobre todo en las zonas difíciles de limpiar.

    sa

    La Dieta.
    Los hidratos de carbono, en especial los azúcares sencillos fermentables como la glucosa, la fructosa, la sacarosa, la maltosa y la lactosa, son el principal nutriente de los microorganismos. Generan sustancias muy ácidas que ayudan a la destrucción de los tejidos duros dentales. Dada la elevada ingesta diaria de sacarosa, hace de ésta el factor dietético más importante en el desarrollo de la caries.

    ¿Qué alimentos favorecen la aparición de caries dental?
    • Alimentos pegajosos llenos de azúcares: caramelos y chucherías.
    • Bollería: pastas, pan bimbo, galletas, etc.
    • Bebidas azucaradas: zumos artificiales, bebidas carbonatadas, etc.
    • Cereales.
    • Chocolate.
    • Ketchup, …

    boll

    Tiempo.
    La placa bacteriana comienza a adherirse al diente a las 2 horas de concluir la higiene bucal. Si a las 24 horas no se elimina esta placa, ésta todavía se adhiere más al diente formando más microorganismos. A los 28 días ya hay una desmineralización del esmalte que se manifiesta como una mancha blanca.

    Otros factores que aumentan el riesgo de padecer caries dental:
    Genética: influencia algunos factores relacionados con la resistencia del esmalte a la caries dental, la capacidad de remineralización y la propensión a altos grados de infección por microorganismos cariogénicos
    La edad: cuando salen los dientes hay un mayor riesgo de tener caries en la corona del diente. En los adultos en cambio, en personas que padecen también enfermedad periodontal encontramos caries en las raíces.
    • Factores como el bajo nivel socioeconómico, bajo nivel de instrucción de higiene oral y costumbres dietéticas no saludables se asocian a mayor probabilidad de caries.
    • Inexistencia de terapias con flúor sistémico: eleva la susceptibilidad del esmalte dental a la disolución ácida y por lo tanto a su destrucción.

    Signos y síntomas de la caries dental.
    La caries puede manifestarse por presentar un cambio de coloración en el diente, desde una mancha blanca cuando son pequeñas y superficiales hasta una mancha más oscura. El diente puede presentar una cavidad, es decir, un agujero donde ya no hay tejido dental porque se ha destruido. Cuando la caries no es de esmalte y llega a la dentina o pulpa, donde hay las terminaciones nerviosas, entonces podemos padecer dolor. Cuando la caries es muy grande y ha llegado a pulpa, a veces podemos tener una inflamación, conocida como flemón dental. Finalmente si hay putrefacción y la caries ha llegado a la pulpa dental podemos tener mal aliento o halitosis.

    Prevención de la caries dental.
    • Es importante seguir unas pautas estrictas de higiene para evitar la aparición de la caries:

    • Cepillarse los dientes después de cada comida, 3 veces al día y sobretodo antes de ir a dormir.
    • Utilizar un cepillo manual blando para que pueda llegar a todos los rincones.
    • Si el cepillo es eléctrico, dejarlo actuar durante 10-15 segundos en cada diente.
    • Utilizar pastas dentífricas fluoradas.
    • Utilizar el hilo dental y colutorio dental una vez al día mínimo.
    • No olvidarse de cepillarse la lengua, ya que en ella se acumulan detritus.

    Control de la dieta: evitar los alimentos antes mencionados ricos en azúcares. Los alimentos como la leche y queso son buenos para evitar la aparición de caries, ya que neutralizan los ácidos de la flora bucal.
    • Visita al dentista una vez al año para hacer una revisión y una higiene bucal profesional, llamada tartrectomía.

    Y recuerda, la adopción de medidas preventivas permite reducir la incidencia de caries en un 40-60%.

    By Àngela Ruiz.

Deja tu comentario

Cancel reply
Share This