• MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR

    MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR

    ¿Sufres habitualmente dolores de espalda y no se te ha diagnosticado una causa médica? Lo más probable es que ciertos hábitos posturales incorrectos tengan que ver. El estar encorvado afecta no sólo a nuestra apariencia física sino también a nuestro estado de salud porque nuestra columna y vértebras pueden sufrir daños con el tiempo.

    Y es que aunque no seamos conscientes, las posturas que se van adoptando en el día a día pueden llegar a tener un gran impacto en la salud y el bienestar de nuestra espalda.


    De hecho, es tan importante mantener una buena postura, que los especialistas han desarrollado toda una serie de recomendaciones al respecto, conocidas como educación postural o higiene postural.

    La postura corporal y su relación con los problemas de espalda es motivo de gran preocupación social pues gran cantidad de personas sufren dolor de espalda y necesitan tratamiento. La educación postural se hace indispensable en la sociedad, es importante conocer la anatomía y conocer y adquirir posturas correctas en diferentes situaciones.

    La Postura. Concepto.

    La postura es la posición que nuestro cuerpo adopta habitualmente. Cuando estamos sentados, de pie o corriendo adoptamos diferentes posturas.
    Inciden diversos factores, como el cansancio, el tono muscular, la herencia, las posiciones incorrectas que se van adoptando, las emociones,… La tristeza y el miedo nos encorvan por ejemplo. Nuestra postura es un modo de comunicación no verbal. Una baja autoestima o timidez se relaciona con llevar la cabeza baja. El abatimiento, la tristeza, con llevar los hombros adelante…

    ¿Cuándo se sobrecarga la columna vertebral?
    Es importante saber qué hábitos posturales sobrecargan la columna y provocan dolores de espalda y cuello. Hay que intentar evitarlos para prevenir los dolores.

    En general la columna sufre cuando:
    - Permanecemos mucho tiempo en la misma posición, ya sea de pie, acostados o sentados.
    - Adoptamos ciertas posturas que aumentan las curvas fisiológicas de la columna.
    - Realizamos grandes esfuerzos o bien pequeños, repetidamente.
    - Efectuamos movimientos bruscos o adoptamos posturas muy forzadas.

    En la medida de lo posible, hay que evitar realizar estas acciones.

    Hábitos Posturales Preventivos.

    Para evitar la sobrecarga de la columna, es recomendable adquirir ciertos hábitos posturales que contribuyan a reducir el esfuerzo y carga que la columna soporta cada día.

    - Al estar de pie: pon siempre un pie más adelantado que el otro y cambia a menudo de posición. Camina con la cabeza y el tórax erguidos, siempre con calzado cómodo de talón bajo.

    - Al estar acostado: acomódate ligeramente de lado. Si sufres molestias, coloca una almohada debajo de las rodillas para que sea más reconfortante. El colchón jugará un papel muy importante en el buen descanso de la columna vertebral.

    - Al estar sentado: hay que mantener la columna vertebral erguida y correctamente alineada, con las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo y las rodillas en ángulo recto. Es conveniente ponerse de pie cada hora aproximadamente y realizar algún estiramiento.

    - Al cargar peso: doblar las rodillas, no la espalda, siempre con los pies apoyados en una superficie firme y lisa. Hay que incorporarse desde la posición de rodillas flexionadas lentamente. Hay que sostener el objeto que se lleva junto al cuerpo, alzándolo hasta la altura del pecho como máximo.

    images

    - Al conducir: adelantar el asiento hasta alcanzar los pedales sin tener que estirar las piernas y con la espalda totalmente apoyada en el respaldo. Las rodillas deben estar en el mismo nivel que las caderas o ligeramente por encima de ellas.

    - Frente al ordenador: acomodar la pantalla de manera que su centro quede a la altura de los ojos y en frente. El teclado debe estar a una altura conveniente, de manera que no haya que levantar los hombros para escribir. Además, es recomendable apoyar los antebrazos sobre la mesa de trabajo. Una silla en la cual se pueda regular su altura, puede ser de gran ayuda para conseguir una buena posición delante de la pantalla.

    21

    Un Nuevo Programa de Entrenamiento: La Reeducación Postural.

    El objetivo principal del Programa REEDUCACIÓN POSTURAL es reestructurar el cuerpo en su forma y función disminuyendo las fuerzas o tensiones que llevan al acortamiento, la pérdida de elasticidad, la retracción y finalmente a la deformación y lesión.

    Se realiza un análisis minucioso, un estudio y una observación de la anatomía y la fisiología, para diseñar un tratamiento global personalizado que, partiendo de los síntomas que presenta, busque y resuelva las causas que los han provocado.

    En las últimas dos décadas, hemos ido percibiendo que la salud de la mayoría de las personas está cada vez más delicada y deteriorada en el sentido de que cada vez se comienza a sufrir a más temprana edad. La vida sedentaria y la poca prevención hacen que una gran mayoría sufra de su espalda, la columna, sienta cansancio, dolores, mareos, vértigos, y los tratamientos clásicos rehabilitadores y de fisioterapia no hacen sino trasladar los síntomas de un lugar a otro del cuerpo. La Reeducación Postural Global no es sólo un tratamiento curativo sino preventivo, ya que restablece la nueva armonía del cuerpo. Al recuperar la elasticidad y flexibilidad, la persona integra en su nuevo cuerpo los hábitos corregidos recién adquiridos, evitando que su cuerpo utilice sus hábitos erróneos y sus mecanismos de defensa.

    Ejemplos de diferentes ejercicios del Programa:

    Ejercicio 1

    remoGomas

    Ejercicio 2

    educacion14

    Ejercicio 3

    educacion11

    Ejercicio 4

Deja tu comentario

Cancel reply
Share This