• La Arquitectura del Cuerpo Humano.

    La Arquitectura del Cuerpo Humano.

    El colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano (un tercio de su proteína total). Forma la estructura de articulaciones, huesos y piel, así como la del tejido conectivo que envuelve y protege órganos, músculos y huesos. También forma parte de las paredes de los vasos sanguíneos, córnea ocular, cuero cabelludo, encías y dentina.

    colageno

    Existen más de 19 tipos de colágeno, algunos de los más conocidos son:
    Tipo I: es el más simple y se encuentra en la dermis, los huesos, los tendones, la dentina y la córnea.
    Tipo II: es característico del tejido cartilaginoso y del humor vítreo del ojo.
    Tipo III: se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos y las glándulas.

    Cabe destacar que varios tipos de colágeno pueden estar juntos formando parte de un tejido.

    Su composición lo hace único por su elevado contenido en los aminoácidos glicina y prolina, y por las formas hidroxiladas de la prolina y la lisina, que no se encuentran en ninguna otra proteína. Presenta una estructura fibrosa, que aporta gran resistencia y flexibilidad a los tejidos de los que forma parte.
    Las fibras de colágeno forman estructuras que resisten las fuerzas de tracción. Su diámetro en los diferentes tejidos es muy variable y su organización también. Las células interactúan con la matriz extracelular tanto mecánica como químicamente, lo que produce notables efectos sobre la arquitectura tisular. Así, distintas fuerzas actúan sobre las fibrillas de colágeno que se han secretado, ejerciendo tracciones y desplazamientos sobre ellas, lo que provoca su compactación y su estiramiento.

    Nuestro cuerpo no podría funcionar sin la sinergia de todos sus componentes. Por ejemplo, a la hora de retener líquidos (60 – 70% de agua), nuestra piel hace uso del colágeno para conseguirlo. De no ser así, toda esa agua, se saldría del cuerpo y moriríamos. Ocurre con los órganos internos y externos: si vamos a dar un paso, el cerebro conecta con los músculos y tendones y éstos, a su vez, con los huesos para ejecutar la orden del cerebro de dar un paso y mantenerse en equilibrio al mismo tiempo. Esa conexión entre las partes implicadas en perfecta armonía, se consigue a través del colágeno.

    Vista su gran importancia en el cuerpo humano, veamos qué ocurre con el paso del tiempo.

    Consecuencias de la pérdida de colágeno.

    Con los años, o debido al sobreuso, el colágeno del organismo se va perdiendo y degradando. Según los científicos, la proporción de colágeno en el cuerpo empieza a reducirse de forma paulatina a partir de cierta edad. De los 20 a los 30 años, se pierde aproximadamente un 1,5% de colágeno por año de edad. Esto se acelera sensiblemente a partir de los 45 años, llegando a sufrir una reducción del 35% en la fabricación de colágeno por el cuerpo a partir de los 60 años.

    En consecuencia, los tejidos de los que forma parte disminuyen su grosor, densidad, resistencia y flexibilidad, contribuyendo a originar importantes alteraciones como:
    - Artrosis.
    - Osteoporosis.
    - Lesiones músculo-tendinosas.
    - Envejecimiento dérmico.

    articulacion colageno

    El Colágeno y la Nutrición.

    Hay una estrecha relación entre el envejecimiento prematuro (reducción del colágeno) y la nutrición. Los aminoácidos que conforman a las proteínas (como el colágeno, la elastina, etc.), los obtenemos de los alimentos.

    Hay numerosos estudios científicos que demuestran los efectos beneficiosos de una dieta rica en micronutrientes (vitaminas y minerales). En los últimos años, es mucho lo que se ha avanzado y profundizado al respecto. Hay estudios correspondientes a la relación entre los aminoácidos y la salud.
    Los aminoácidos son la parte que constituye una proteína y las proteínas son lo que construye la estructura de cualquier organismo vivo. Será lógico que el organismo necesite aminoácidos constantemente y muchos de ellos son los llamados esenciales (que no los produce el organismo, sino que hay que ingerirlos como tales) y esa es la importancia de la nutrición. La ingesta de proteínas debe ser correcta y personalizada, según las características de cada uno, además de constante en los hábitos nutricionales para mantener la salud de los órganos.

    Si existieran deficiencias importantes en la nutrición proteica diaria, sería muy recomendable suplementar la dieta con complementos alimenticios. En este caso, hablaríamos del Colágeno Hidrolizado.

    El colágeno hidrolizado es una mezcla de péptidos procedente de la gelatinización y posterior hidrólisis enzimática (fragmentación) del colágeno animal. Vía oral, contribuye eficazmente a la nutrición y regeneración de los tejidos colaginosos, ayudando a reducir, prevenir y ralentizar su deterioro y las consecuencias del mismo.

    Los estudios científicos indican que tomar 10 gramos diarios de Colágeno Hidrolizado ayuda a reducir el dolor articular de desgaste (artrosis), la pérdida de masa ósea (osteoporosis) y el envejecimiento dérmico.

    Beneficios del Colágeno:

    - Puede disminuir el dolor, la inflamación, el edema y la rigidez de la artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis juvenil y la gota.
    - Interviene en la reparación del tejido cartilaginoso.
    - Fortalece los huesos, las articulaciones y las uñas.
    - Mejora la firmeza de la piel y ayuda a cicatrizar las heridas.
    - Fortalece el cabello.
    - Favorece la recuperación el cuerpo después del ejercicio.

    cara colageno

    Con este ejemplo de artículo, insto en la importancia de las proteínas, tanto animales como vegetales, en la dieta diaria de cualquier persona, y hoy se ha comentado el gran papel en la arquitectura del cuerpo humano.

Deja tu comentario

Cancel reply
Share This