• La Armadura Perfecta

    La Armadura Perfecta

    La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y su deterioro prematuro es debido a factores internos y externos.

    Factores Externos, considerando el Sol como el enemigo principal de la piel.

    Factores Internos. Los desequilibrios en la alimentación pueden causar que la piel sea más sensible a las agresiones de los rayos solares. Los alimentos no tienen capacidad para broncear la piel, pero son muy efectivos para evitar el daño que ocasiona la radiación. También se puede producir el envejecimiento cutáneo prematuro por la introducción en el organismo de toxinas muy reactivas como las que ingieren los fumadores, drogadictos, alcohólicos, etc.

    Para cuidar nuestra piel de forma activa y que permanezca joven, sin fatiga y esté bien protegida de los daños del sol, se recomienda que no falten en la dieta frutos secos, pescados, legumbres, lácteos, huevos, aceites de semillas o frutos y, sobre todo, las cinco raciones de frutas y hortalizas.

    carotenos

    Las vitaminas son nutrientes esenciales que tienen un papel eminentemente regulador. Se requieren para reacciones metabólicas específicas en el interior de las células, no se catabolizan para satisfacer necesidades energéticas, ni tampoco desempeñan funciones plásticas o estructurales.

    Los alimentos ricos en selenio, betacaroteno y en vitamina E protegen nuestra epidermis luchando contra los radicales libres.

    Los carotenos son pigmentos naturales presentes en frutas y hortalizas rojas, anaranjadas y muy verdes. Son antioxidantes muy potentes que neutralizan los radicales libres ocasionados por las radiaciones solares. Activan la melanina y los antirradicales libres, estimulan la inmunidad y contribuyen a la regeneración celular. El betacaroteno evita la formación de colagenosa, enzima destructora de las estructuras de la piel y es precursor de la vitamina A.
    Las zanahorias, espinacas, albaricoques y el pomelo son ricas en betacarotenos.

    La vitamina A previene el cáncer cutáneo, favorece la cicatrización y la regeneración celular de la piel. Se encuentra en todos los tejidos animales en forma de retinol.

    Las vitaminas E y C son las principales barreras antioxidantes en las células.

    La vitamina E previene el envejecimiento celular mejorando la tolerancia de la piel al sol. Desempeña un papel antienvejecimiento completo y actúa en sinergia con el selenio y la vitamina C para prevenir la degradación de los ácidos grasos esenciales.
    Está presente en nueces, germen de cereales, verduras, yema de huevo y mantequilla.

    La vitamina C es beneficiosa en el tratamiento preventivo del envejecimiento cutáneo. Se encuentra, en frutas y verduras y está presente en grandes cantidades en espinacas, coles de Bruselas, col, naranjas, kiwis, limones, pomelos, tomates y melocotones.

    180390

    Beneficios del selenio: es un oligoelemento que se encuentra en la carne, el marisco, las verduras, el queso y en todos los alimentos ricos en proteínas. El selenio nos protege de las quemaduras del sol, facilita el bronceado y ralentiza el envejecimiento cutáneo actuando contra los radicales libres. Hay que consumirlo en grandes cantidades para que su acción sea realmente eficaz (el equivalente a 200 g de verduras al día).
    La mayoría de adultos sufren carencia, sobre todo los fumadores, ya que la nicotina activa la acción de las células y necesitan más selenio para funcionar.

    Los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, fortalecen la estructura de la piel manteniéndola tersa e íntegra. Los encontramos en frutos secos, aceites de semillas y oliva y, en el caso del omega 3, en el pescado.

    Por último, las proteínas, el agua, vitaminas del grupo B y minerales (azufre, hierro, selenio y cinc), son sustancias esenciales para la estructuración saludable de nuestra piel.

    Aunque el organismo esté bien nutrido e hidratado, es insuficiente.

    La aplicación de cremas protectoras adecuadas es imprescindible para la protección de la piel. Las cremas solares pueden contener sustancias antioxidantes, como carotenos procedentes de la zanahoria, la calabaza, el mango o el albaricoque, que retrasan el envejecimiento de la piel.

    sol

    La melanina es el pigmento que se activa con la radiación ultravioleta, ocasionando el oscurecimiento de la piel o bronceado. Un aporte adecuado de su precursor, la tirosina (un aminoácido presente en pescados, huevos y lácteos), promueve un adecuado estado de melanina en la piel.

    Sustancias como los carotenos no promueven la síntesis de la melanina, pero protegen de las abrasiones externas. La mejor forma de consumir los alimentos que cuidan la piel es integrarlos en nuestro estilo de vida de una manera lógica y saludable. Deben formar parte de la alimentación diaria para poder ejercer sus funciones de un modo efectivo y eficaz.

    Así que ya lo sabéis, para proteger correctamente nuestra armadura corporal, hay que llevar siempre una alimentación correcta y saludable, además de protegerse bien con las cremas solares, una correcta hidratación, y calcular correctamente el tiempo de la exposición solar.

    Para averiguar durante cuánto tiempo protegerá la crema solar, se debe multiplicar el tiempo de protección natural de la piel por el factor del protector solar. Por ejemplo, un tipo de piel muy clara se puede proteger de forma natural durante unos 10 minutos, por lo tanto, con un protector solar de factor 15 la piel estaría protegida durante 150 minutos. Cada persona tiene una protección natural diferente dependiendo del tipo de piel, pero por lo general, el tiempo suele ser de entre 10 y 30 minutos.

Deja tu comentario

Cancel reply
Share This